FRENTE DIA: ¿POR UNA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA?

Hace unos días, mientras leía “Reforma Política (I)” en la columna “Democracia participativa” de Jesús Cantú en la Revista Proceso, me llamó mucho la atención la comparación que éste hace respecto de las propuestas de reforma política que se han planteado a útimas fechas desde las distintas esferas partidistas.

Mientras que el Ejecutivo, cito a Cantú, “asegura que su iniciativa de reforma política se propone darle más poder al ciudadano” sin prestar demasiada atención a propuestas concretas, el autor  evidencia la propuesta un tanto más consistente del Frente Día: Diálogo por la Reconstrucción de México, (promovido por el PRD, el PT y Convergencia y antes Frente Amplio Progresista) con un registro temporal ante el IFE  que se concretó hace apenas 3 días y cuyo reglamento dejo por aquí para consulta, pues además de plantear acciones en materia de Iniciativa Ciudadana, Referéndum, Plebiscito y Revocación de Mandato, presta atención a la creación de un Consejo Social y Económico de Estado. Por su lado, el PRI  sigue creyendo que con la “consulta popular” las cosas podrán arreglarse solas.

Hasta aquí, todo muy bien, pero al consultar el reglamento fundacional del Frente, este lector se queda con una sensación de vacío pues más que Compromisos, se estipulan sólo Propósitos, Derechos, Ensoñaciones y en el mejor de los casos, Obligaciones de los involucrados. #fail

No lo niego, sus declaraciones fundacionales (recomiendo leerlas) emocionan a cualquiera que esté cansado del circo cotidiano que significa el ejercicio político en nuestro país, pero considero que hace falta compromiso. Y con esto quiero decir, compromiso ciudadano, también.

A 3 días de haber concretado su registro ante el IFE, el Frente DIA aún no tiene website (o al menos no lo he encontrado) ni plataforma alguna desde donde se esté fomentando la transparencia de sus acciones o la interacción real con los ciudadanos. O si no ¿De qué otra manera navegar por la democracia participativa en la esfera de lo político sino es fomentándola desde dentro? Ante este panorama, queda en el aire la duda sobre si realmente les interesa a sus gestores el diálogo real con la ciudadanía o si su acción quedará como siempre en manos de unos cuantos. Cito al sociólogo Michel Freitag en su artículo “Del terror nazi al mejor de los mundos cibernéticos” aparecido en el más reciente número de “Conspiratio”, pues considero importante recalar en que: “No es individualmente sino colectivamente como podemos impedir que el mundo nos sea retirado de debajo de nuestros pies”.

Pero lejos de sólo quejarme, y consiente de que la innovación política ya no es responsabilidad de la esfera en el poder, solamente, propongo lo siguiente en materia de innovación tecnológica:

* Desarrollar una plataforma digital que permita la transparencia total de sus acciones.

* Habilitar una Red Social Virtual (RSV) que permita a todo ciudadano con accesibilidad e interesado, participar en el diálogo para la construcción de las propuestas emprendidas por el Frente. Finalmente, todos estamos interesados y de momento tal parece que no hay otra iniciativa mejor.

* Un observatorio permanente que de cuenta de la evolución de esta iniciativa.

¿Se les ocurre alguna otra?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s